jueves, 20 de septiembre de 2012

VICIOS DEL LENGUAJE

Vicios del lenguaje

Son formas de construcción o empleo de vocabulario inadecuados, que pueden dificultar la interpretación correcta de un escrito.
Están clasificados en:
VICIOS DE CONSTRUCCIÓN: Los vicios de construcción son errores o transgresiones que se cometen contra la sintaxis, la concordancia, la claridad del texto, el estilo, la conjugación de verbos, el papel de los relativos, entre otros. Estos vicios deben corregirse porque atentan contra la pureza del idioma y, lamentablemente, están muy difundidos.
Solecismo: Falta de sintaxis; error cometido contra la exactitud o pureza de un idioma.
Dequeísmo: Añadir elementos innecesarios de enlace. ("DE QUE") Empleo incorrecto de la preposición "de"
Monotonía o pobreza: Se comete por varias razones: por falta de vocabulario, por pereza y por desconocimiento de palabras adecuadas en ciertas expresiones.
Tres casos particulares:
1. EMPLEO DE VERBOS COMODINES O VACÍOS DE CONTENIDO: es lo que ocurre con el verbo hacer
2. COSISMO: Es el empleo indiscriminado de la palabra "cosa". No significa que esa palabra deje de usarse, pero en algunos casos también puede reemplazarse por una más adecuada.
3. VOCABULARIO POCO ADECUADO EN OTRAS CIRCUNSTANCIAS: En algunas vocaciones se suelen emplear palabras de las que echamos mano por pereza de buscar otras nuevas; no quiere decir que se cometa un error de concepto pero conviene sugerir un vocabulario más elegante
BARBARISMOS: Proveniente del latinismo "barbarum", la palabra bárbaro tiene dos acepciones: una que se refiere a lo bárbaro como extranjero (los romanos llamaban bárbaros a los pobladores fuera de su imperio) y otra que convierte el vocablo en sinónimo de salvaje (también los romanos consideraban que esos pueblos extranjeros eran salvajes, de tal forma que la doble acepción estaba asignada a los mismos individuos). De esta forma, tenemos dos clases de barbarismos. Palabra o modo de expresión procedente de una lengua extranjera: ''software´´ es un barbarismo en español; ''váter´´ es un barbarismo totalmente adaptado al español. Extranjerismo.
1. INCORRECCIÓN EN EL USO DEL LENGUAJE: consiste en pronunciar o escribir mal las palabras o en utilizar palabras equivocadas o inexistentes en la lengua: es un barbarismo decir ''amastes´´ en lugar de ''amaste".
2. INCORRECCIÓN LINGÜÍSTICA: Aquel que comete un extranjero al adaptar a la nueva lengua palabras de su propio idioma.
  • CACOFONÍA: Encuentro o repetición de las mismas sílabas o letras
  • LACONISMO: Brevedad exagerada en las respuestas o en las expresiones en general. Mensaje incompleto.
Ejemplo:
- ¿No te parece que la guerra es un asunto bastante importante como para ignorar su crueldad y el efecto que produce sobre tantos inocentes? ¿Qué opinas al respecto?
- ... Nada
VICIOS DE DICCIÓN: Toda aquella forma incorrecta e impropia de construcción o empleo del vocablo de manera inadecuada, que muchas veces pueden llegar a ser difíciles de interpretar dando origen a que la idea original se pierda en otras palabras los vicios de dicción son aquellas:
1. Rompen el hilo semántico
2. Atentan contra la gramática
3. Provocan ambigüedad
4. Faltas de redacción que estropean la prosa
Los siguientes son los vicios de dicción más comunes que existen:
METAPLASMOS: Esta alteración del lenguaje, es un vicio muy extendido que consiste en adicionar o quitar sonidos a las palabras y se da en las siguientes formas:
APÓCOPE O APÓCOPA: Metaplasmo consistente en la supresión de sonidos al final de una palabra. Ejemplos: Fuimo por Fuimos, Fuero por Fueron, Ciudá por Ciudad Caridá por Caridad, Seño por Señor.
El apócope es muy usual en los nombres de las personas, con la intención de dar un trato afectuoso; por ejemplo: Guille de Guillermina, Mari de María, José de Josefina. Actualmente se ha puesto de moda el uso de palabras fragmentadas, sobre todo, entre los jóvenes. Es frecuente escuchar expresiones como: Vamos a mi depa" para referirse a departamento, "Tengo examen de mate" en lugar de matemáticas. "Quiero ver la tele" en vez de Televisión" en el refri está" en lugar de Refrigerador.
PLEONASMO: Empleo de palabras innecesarias.
BARBARISMO: Pronunciar o escribir mal las palabras o emplear vocablos impropios
CACOFONÍA: Encuentro o repetición de las mismas sílabas o letras
ANFIBOLOGÍA: Doble sentido de una palabra o de una frase, o manera de hablar a la que puede darse más de una interpretación, constituye un vicio de la palabra, manera de hablar en la que se puede dar más de una interpretación. Ocasiona oscuridad en la expresión.
La Anfibología es una Figura Retórica que consiste en darle un doble sentido o interpretación a una misma palabra. Esta Figura tiene como objetivo exhibir el ingenio del orador. Ejemplo "Salió de la cárcel con tanta honra, que le acompañaron doscientos cardenales, sino que a ninguno llamaban señoría… Francisco de Quevedo, Buscón." (En este caso cardenales = moratones de las palizas recibidas, constituyendo al mismo tiempo una ironía mordaz.
SONSONETE: Es un sonido que resulta de los golpecitos repetidos que se dan en alguna parte, imitando un son de musicar ruido poco intenso y continuado, y por lo común desapacible. Tonillo o modo especial en la risa o en las palabras, que denota desprecio o ironía. Tonillo monótono del que habla o lee sin expresión. Ruido en la pronunciación. Alterar el correcto sonido de algunas consonantes.
Ejemplo: La "shisha" de "Mulshén" es "sensacional
MONOTONÍA O POBREZA: Se comete por varias razones: por falta de vocabulario, por pereza y por desconocimiento de palabras adecuadas en ciertas expresiones.
Tres casos particulares:
1. Empleo de verbos comodines o vacíos de contenido: es lo que ocurre con el verbo hacer
2. Cosismo: Es el empleo indiscriminado de la palabra "cosa". No significa que esa palabra deje de usarse, pero en algunos casos también puede reemplazarse por una más adecuada.
3. Vocabulario poco adecuado en otras circunstancias: En algunas vocaciones se suelen emplear palabras de las que echamos mano por pereza de buscar otras nuevas; no quiere decir que se cometa un error de concepto pero conviene sugerir un vocabulario más elegante
MULETILLA: Una muletilla es una palabra o frase innecesaria que se repite mucho en la conversación, por costumbre o como apoyo [muleta en alemán: Krücke] al hablar: bueno, vale son ejemplos de muletillas. Por ejemplo, hay profesores que siempre terminan cada párrafo o parrafada con la misma muletilla ¿me explico?, como si no estuvieran seguros de que han expuesto claramente el tema. Las muletillas son expresiones innecesarias, comodines, palabras abstractas. No aportan mucho significado. Estos comodines son palabras que sirven para todo, si se abusa de ellas empobrece la lengua.
  • REDUNDANCIA: Repetición innecesaria de palabras o conceptos.
  • VULGARISMO: Dicho o frase incorrecta utilizada por la gente sin cultura.
  • METÁTESIS: Cambio de lugar de un sonido en un vocablo. Modificar un sonido o letra en las palabras. Ejemplo: La madre le dio un "peñizco" a su hijo.
Vicios Pragmáticos: Se llaman así porque surgen "sobre la marcha". Es decir, ocurren por el sólo hecho de emplear alguna forma lingüística fuera de la convención, por temporalidad. La forma gramatical puede ser correcta y el significado preciso, quedando los niveles sintáctico y semántico cubiertos, pero por la utilización de formas antiguas o inventadas la comunicación se obstaculiza. Son de dos tipos: arcaísmos y neologismos
ARCAÍSMOS: Son todas aquellas palabras cuyo uso ha sido descontinuado del habla y la escritura cotidianas. Generalmente son sustituidas por nuevas palabras convencionalizadas, aunque también ocurre con frecuencia que desaparezcan cuando los objetos a que hacen referencia dejan de utilizarse. En virtud de las diferencias dialectales de una misma lengua, los arcaísmos pueden variar de una nación, región o localidad a otras.Por ejemplo, en México, la segunda persona del plural en la forma vosotros es arcaica (vosotros, vuestro, tendréis, decíais, etc.), mientras en otras naciones hispanoparlantes no lo es. Otros ejemplos son la preposición "cabe" (junto a) y palabras como aguamanil (artilugio de limpieza personal hoy inexistente), azas (bastante), etc.
NEOLOGISMOS: Regularmente, las lenguas evolucionan de acuerdo con los avances literarios, científicos y tecnológicos, de tal suerte que, así como algunas palabras "envejecen", transformándose o muriendo, otras nuevas surgen para referirse a nuevos objetos o para suplir a formas antiguas. Esto es un proceso regular en el cual ocurren, sin embargo, alteraciones que deforman la lengua cuando se inventa o construye alguna palabra fuera de las convenciones y con pocas posibilidades de integrarse adecuadamente al sistema. Ello sucede si la palabra inventada se suma a otras que no van a ser sustituidas; o bien, si el "inventor" acuña construcciones lingüísticas bromistas o exageradamente localistas. Ejemplos: "Eso es enojante", "estoy stressado".
Vicios Sintácticos: Este tipo de problemas es el que más afecta la comunicación lingüística, en la medida en que rompe directamente la estructura gramatical. Esto es, independientemente de que las palabras utilizadas correspondan al conjunto de la convención (que sean pragmáticamente apropiadas) y de que su sentido sea legible para el usuario (semánticamente útiles), el acomodo o posicionamiento que adoptan en los enunciados complican la temporalidad, la especialidad, el ritmo y/o la armonía del conjunto.
CATACRESIS: Sucede cuando se emplea una palabra por otra, que también existe, aunque con significado distinto. Su existencia puede implicar problemas de acentuación diacrítica. Existen abundantes ejemplos de catacresis, algunos de los cuales han sido descritos antes, cuando hablamos del acento diacrítico (ver), pero además tenemos otros como estos: Haya-halla-Aya-allá, vaya-valla-baya, perjuicios-prejuicios, vértice-vórtice, ha-ah-a, he-eh-e, oh-o-ó.
SOLECISMO: Es de varias naturalezas: a) cuando en una frase "sobran" (decir, por ejemplo Debes de obedecer a tu papá, en vez de Debes obedecer a tu papá) o "faltan" palabras (Voy ir, en vez de Voy a ir), b) cuando en una palabra "sobran" (trajistes, hicistes, pudistes, comprastes, etc., en vez de trajiste, hiciste, pudiste, compraste) o "faltan" letras (gasolinera en vez de gasolinería),
Cuando se emplea un dativo como acusativo (le vi en vez de lo vi o de la vi),
Cuando, sin justificación, se comprime el lenguaje (deja veo), o cuando se usan unos verbos por otros (no te hagas el occiso).
MONOTONÍA: En términos generales, la Monotonía es la carencia de un vocabulario suficiente para abordar una comunicación determinada. Por ejemplo: "Este, mmh, ¿sí?, ¿no?, o sea, pues, esto es, etc. De la Monotonía se desprenden algunas variantes como: a) queísmo (abuso de la palabra "que"-. "Quiero que le digas a tu mamá que si no viene a ver que comportamiento tienes, que no diga luego que no se lo advertí y que no pretenda que te demos la carta de buena conducta que te van a pedir para que entres a la secundaria"), b) cosismo (abuso de la palabra "cosa": "La comunicación es una cosa muy importante porque nos enseña cosas valiosas"), c) teveísmo (imitación del habla de la televisión: "¡Repámpanos, recórcholis!" y otras expresiones que sin ser necesariamente incorrectas, son inusuales en un contexto determinado).
PLEONASMO: Es la repetición sin sentido de un mismo concepto con palabras sinónimas o con frases análogas. Ejemplos: "Subir para arriba, bajar para abajo, salir para afuera, lapsos de tiempo, los problemas difíciles de una ciudad no tienen soluciones fáciles".
CACOFONÍA: Se refiere a la construcción de frases cuya estructura resulta desagradable a la escucha, por convención: Tanto molestan tantos tontos cuanto un solo tonto no tanto.
DEQUEÍSMO: Añadir elementos innecesarios de enlace. ("DE QUE") Empleo incorrecto de la preposición "de".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada